La hipermetropía es un factor de riesgo para sufrir glaucoma | Abwag | Revista digital
214
post-template-default,single,single-post,postid-214,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La hipermetropía es un factor de riesgo para sufrir glaucoma

El ojo está formado por varias estructuras. La más externa es la córnea, protegida por la lágrima; a continuación el iris, que controla la cantidad de luz que llega a la retina; el cristalino, que es una lente que permite que acomodemos la vista; y atravesando el humor vítreo esta la retina, lugar donde se forman las imágenes.

En un ojo normal o emétrope, las imágenes se forman en la retina, y todas la partes del ojo intervienen, con mayor importancia del cristalino. Cuando el objeto está a una distancia cercana al ojo, interviene la acomodación mediante el músculo ciliar que permite que el ojo vea los objetos nítidos. Las personas con problemas refractivos, ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo, tienen problemas para que la imagen esté en la retina. Todos estos problemas tienen fácil solución mediante la utilización de lentes. Un ojo miope se caracteriza por formar la imagen delante de la retina y esto provoca dificultades en el momento de enfocar objetos alejados.

Cambios de graduación

Una persona con miopía no tiene problemas para ver bien de cerca, incluso tiende a acercarse de forma excesiva los objetos a los ojos. Por lo general, este tipo de ojo suele tener una longitud mayor de lo normal.

La miopía muy a menudo, aparece en la edad escolar o adolescencia, empeora conforme el niño crece, requiriendo en muchos casos cambios de la graduación anualmente, hasta estabilizarse cuando el niño alcanza la madurez, aproximadamente a los veinte años. Además de la visión borrosa de los objetos lejanos, la persona miope suele entrecerrar los ojos para mejorar su visión, (efecto estenopeico), y es frecuente que tenga tensión ocular. Las miopías severas (de más de seis dioptrías) tienen mayor riesgo de padecer desprendimiento de retina, por lo que estas personas deberán hacerse revisiones periódicas.

La corrección de este problema refractivo se realiza mediante la colocación de lentes cóncavas (negativas) de la potencia necesaria para que la imagen quede enfocada en la retina, y así hacer desaparecer todos los síntomas de la miopía. Esta corrección puede realizarse con gafas o bien con lentes de contacto. Por el contrario, en un ojo hipermétrope las imágenes visuales se forman detrás de la retina, y esto puede ser debido a que el tamaño del ojo sea demasiado pequeño.

Los hipermétropes tienen una visión borrosa de cerca pero, por el contrario, no tienen problema de lejos. Son comunes en estas personas los dolores de cabeza cuando se lee, fatiga y tensión ocular. La hipermetropía puede ser un factor de riesgo para desarrollar un glaucoma. Es posible tener este defecto a cualquier edad. De hecho, en el momento de nacer todos somos hipermétropes, y a medida que crecemos, el ojo lo hace de forma proporcional, y esta hipermetropía puede desaparecer. Al igual que en la miopía, se corregirá con lentes, pero en este caso la lente ha de ser convexa o positiva.

Otro tipo de problema refractivo, quizás menos conocido, es el astigmatismo, que debido a una curvatura anormal de la córnea va a provocar una visión borrosa. A diferencia de la miopía e hipermetropía, la visión borrosa se produce tanto en objetos lejanos como en cercanos. Además de afectar la visión, puede producir dolores de cabeza o mareos, ya que el ojo intenta compensar el defecto con la acomodación, con el consiguiente esfuerzo muscular.

La corrección para la hipermetropía consiste en la utilización de lentes tóricas, que se caracterizan por tener distinta potencia, según los ojos donde se coloque la lente. La presbicia o vista cansada es un problema refractivo debido a la edad. Con los años el músculo ciliar va perdiendo elasticidad y se hace menos potente, lo que provoca problemas de acomodación y por tanto problemas para ver de cerca. La presbicia comienza a manifestarse aproximadamente entre los 40 y los 45 años, y el primer síntoma para el paciente es la necesidad de alejarse el papel que estamos leyendo o la tarea que estamos realizando.

La presbicia afecta por igual a miopes, hipermétropes o emétropes, aunque aparece a edad más temprana en los hipermétropes. Este problema se soluciona poniendo lentes convexas o positivas. Existen gafas ya graduadas muy utilizadas en estos casos, pero éstas no se deben usar a excepción de una emergencia, ya que estas gafas, además de tener la misma graduación en ambos ojos, actúan como una lupa, no siendo aconsejado su uso de forma continuada.

  • La depilación láser funciona enviando un haz de luz láser a un grupo de folículos del pelo con suficiente energía para destruir la raíz pero sin dañar la piel circundante. Este proceso se llama fototermólisis selectiva. Es selectiva porque solo apunta al pelo y no a la piel. La piel circundante se refresca por el sistema de refrigeración que disponen nuestros laser....

  • Una operación de rinoplastia dura aproximadamente entre una y dos horas, aunque en ocasiones, debido a su complejidad, ésta puede extenderse un poco más. Se lleva a cabo en un quirófano, dentro de un hospital o de una clínica de cirugía estética donde el paciente deberá pasar la noche, para ser dado de alta al día siguiente....

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Follow us on Oso5